Journées Cicatrisations 2020 y Venalpina IX responden a 9 preguntas que te habrás hecho alguna vez

0

Como cada año por estas fechas, aquí tenéis mi post dedicado a las Journées Cicatrisations, congreso francófono de heridas que, como ya he dicho otras veces, es mi cita “vulnológica” favorita ^_^

Como es habitual en este congreso, en cuya organización están muy implicados expertos en geriatría, la persona mayor ha sido la gran protagonista. La terapia compresiva también ha tenido un lugar muy relevante esta edición («La compresión: un mal necesario»). Se ha presentado una revisión reciente en francés sobre la evidencia disponible desde 2010, en la que se concluye que los estudios siguen apoyando el uso del vendaje multicomponente como primera elección ante una úlcera venosa.

A nivel personal, este año ha sido especial por la excelente compañía de Adán Ordiales y por mi participación compartiendo nuestra estrategia terapéutica con los injertos en sello en la consulta. También fue encantador reencontrarme con Mariola Cano y conocer a su genial equipo de Martinica:)

Además, ha sido «especialmente» especial porque me fui directa de París a Seefeld para participar en la que se ha convertido en mi cita “flebológica” favorita: VENALPINA IX. Le agradezco enormente a mi amigo Jürg Hafner, organizador del evento, que me haya invitado a hablar de nuestras experiencias en Madrid y a aprender y compartir muy buenos momentos con dermatólogos, angiólogos y cirujanos vasculares, predominantemente suizos, alemanes y austríacos. Un congreso de nivelazo científico y, lo más importante, muy humano.

Ha sido una semana de mucho aprendizaje profesional y vital, que resumiría con una frase que me repitió varias veces en Seefeld Bibi van Montfrans, dermatóloga, amiga y “mi profesora de esquí” : YOU CAN ALWAYS DO MORE THAN YOU THINK YOU CAN!

¡Ahora vamos a responder a esas 9 preguntas!

– Calzado y compresión: ¿Quién se adapta a quién?

¡SIEMPRE SE ADAPTARÁ EL CALZADO AL VENDAJE COMPRESIVO, NUNCA AL REVÉS! Por motivos de eficacia, pero también de prevención de daños. El deslizamiento del vendaje en la zona del pie y el tobillo al introducir un zapato estrecho puede producir heridas por presión y fricción. Este daño también puede ocurrir si decidimos no cubrir el talón para que entre el zapato…

Debemos recomendar calzado que proporcione estabilidad y comodidad durante la marcha, ya que la acción de la bomba muscular plantar va a promover también el retorno venoso.

Por lo tanto, no es infrecuente que en la consulta nos encontremos con pacientes cuyo vendaje tengamos que aplazar a una segunda visita, cuando traigan el calzado adaptado.

– Persona fragilidad cutánea asociada a la edad: ¿cómo puedo hacer para que el “subir-bajar” de la media de compresión no produzca heridas?

Colocando previamente un tejido que actúe como “calcetín protector. El uso de dispositivos que facilitan la colocación y retirada de la media también nos ayudarán a evitar lesiones en la piel asociadas al uso de la media en pacientes con dermatoporosis.

Una interesante alternativa es el uso de los dispositivos de compresión autoajustables con cierre tipo velcro (Ver post «Dispositivos de compresión autoajustables con velcro: ¿por qué nos gustan tanto?»), con los que directamente evitamos ese “subir-bajar” tan problemático… Son seguros y dan autonomía al paciente. Sin duda, para estas personas es un alivio no tener que temer diariamente la aparición de nuevas heridas…

La protección de la piel siempre ha de ser una prioridad cuando utilicemos cualquier tipo de terapia compresiva, no sólo pensando en la colocación y retirada de la media de compresión terapéutica, sino también para evitar zonas de hiperpresión y fricción. De hecho, es un punto esencial de nuestra estrategia terapéutica en la consulta. Acabamos de publicar un estudio que evalúa la utilidad de un «calcetín protector cutáneo» en personas con dermatoporosis y/o cambios cutáneos por insuficiencia venosa crónica.

¿Con qué materiales puedo almohadillar una pierna antes de aplicar un vendaje compresivo?

Los más utilizados son las vendas de algodón o de espuma, pero incluso podemos utilizar empapadores de celulosa (que además tienen un gran poder absorbente).

Como comenté en el post “Venda y vendaje no es lo mismo”, el almohadillado es esencial para homogeneizar perímetros, proteger la piel, prominencias óseas y otras áreas sensibles de sufrir hiperpresión, así como para aumentar la presión retromaleolar. El estudio publicado recientemente “Compression bandages with and without padding: Observational controlled survey of pressure and comfort”, en el que se analiza el efecto del almohadillado bajo vendas de baja elasticidad en voluntarios sanos, concluye además de ser más cómodo y producir menos molestias y daño en la piel, el almohadillado hace que la presión del vendaje se mantenga mejor en el tiempo.

– ¿Mejor realizar un vendaje circular o en espiga?

Depende de qué entendamos por “mejor», de la experiencia del que lo coloque y del tipo de venda de la que estemos hablando. Florence Balet y Jean Patrick Benigni presentaron los resultados de un estudio que realizaron en voluntarios sanos para comparar los beneficios y limitaciones de la aplicación en circular o en espiga de una venda de tracción corta por profesionales sanitarios no expertos. Aquí tenéis los resultados con los que concluyen que el aprendizaje de la aplicación circular, por su mayor sencillez, debe ser la generalizada. Si queréis saber más sobre el efecto del solapamiento de capas en la rigidez del vendaje: «Venda y vendaje: no es lo mismo»

– Hematoma profundo disecante ¿hay que evacuarlo o no?

¡HAY QUE EVACUARLO Y LO ANTES POSIBLE! Nos lo dejó muy claro la cirujana vascular Cécile Moisan.

Como comentamos en el post «Heridas por dermatoporosis o insuficiencia cutánea crónica», el hematoma profundo disecante es el estadio más avanzado de la fragilidad cutánea crónica. La sangre se acumular en en el espacio virtual existe entre el tejido celular subcutáneo y la fascia muscular, con la rápida producción de isquemia y necrosis cutánea suprayacente. Su diagnóstico es clínico y suele ser sencillo, aunque a veces puede confundirse con celulitis. Hay que evacuar el hematoma lo antes posible, en quirófano o en la cama del paciente (en función del tamaño y el riesgo anestésico). De otra manera, como su propio nombre indica, el hematoma se extiende rápidamente “disecando”. Posteriormente, para cubrir lo antes posible el defecto generado, la combinación de terapia de presión negativa e injerto cutáneo es la más indicada. Como nos recordó Cécile Moisan, también será el momento de evaluar el estado nutricional de estas personas mayores, frágiles, para tratar el déficit proteico y vitamínico que pueda existir.

– ¿Hay algún truco para recolocar y preservar el colgajo de una laceración cutánea?

Ayudarte de bastoncillos humedecidos para recolocarlo y marcar su dirección con flechas para evitar su desprendimiento con la retirada del apósito. Me parecieron interesantísmas estas aportaciones del Dr. Franz Weber y y mi admiradísima dermatóloga-geriatra Sylvie Meaume, que podéis ver en las fotos. Me encantará que el experto Manuel Gayol (Skin Tears divulgación) haga todas las aportaciones que quiera sobre este tema;)

colocación skin tears torunda

– Paciente con celulitis de repetición en pierna ¿tiene interés la terapia compresiva adyuvante al tratamiento antibiótico?

Sí, ¡terapia compresiva preventiva y de tratamiento de celulitis de repetición!

De este tema se habló en el congreso francés, pero también en Venalpina! La pregunta clásica: “¿celulitis y linfedema, el huevo o la gallina?” sigue sin tener respuesta. Sin embargo, y a pesar de que se necesiten más estudios, los expertos están de acuerdo en considerar la celulitis y el linfedema círculo vicioso, por lo que parece esencial el control del edema con compresión para evitar o, una vez establecida la celulitis e iniciado el tratamiento antibiótico, disminuir el daño tisular asociado.

En los próximos meses estará publicado un consenso internacional sobre riesgos y contraindicaciones de la terapia compresiva en el que figurará la recomendación de la compresión tras inicio de tratamiento antibiótico en los episodios de celulitis de pierna.

– ¿Qué deporte es el mejor para las personas con linfedema (incluido, por supuesto, el flebolinfedema)?

¡Las actividades acuáticas, sin duda! Además de actuar como la “mejor terapia compresiva”, también tienen un gran impacto positivo en el estado de ánimo. En su día mencionamos el beneficio del aquagym en el post «Flebolinfedema, una palabra que deberíamos utilizar más«

– ¿Hay alguna técnica sencilla, ambulatoria y económica que pueda promover la epitelización y disminuir el dolor de las heridas crónicas?

¡LOS INJERTOS EN SELLO, POR SUPUESTO! De ellos he hablado, siempre con una fantástica acogida, en las Journées Cicatrisations y Venalpina. Me ha encantado ver que el “punch graft” ya es también el “mejor apósito” para el equipo de Jürg en Zürich:)

Ha sido una semana con muchas lecciones de heridas, pero también de vida, que siempre recordaré con mucho cariño:):):)

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here