6 claves para entender, prevenir y tratar complicaciones en la piel periestomal

0

Las complicaciones cutáneas periestomales son un problema muy frecuente con un impacto psicosocial importante. Como no siempre es posible tener un dermatólogo “a mano” para consultarle, espero que estas claves te ayuden a entenderlas mejor para saber tratarlas y, sobre todo, prevenirlas:)

1. Las dermatitis de contacto son la complicación más frecuente.

El 99% de las dermatitis de contacto son irritativas (1% alérgicas). Dado que el eccema irritativo y alérgico pueden tener una presentación clínica similar, ante presencia de eritema, erosiones o descamación sólo sospecha alergia como primera opción si la persona tiene historia de alergia a adhesivos, resinas… O si no hay un claro desencadenante irritativo (por ejemplo, fuga de efluente, cambios frecuentes de dispositivo), que pueda justificar la intensidad del eccema desarrollado. En caso de sospecharse alergia a alguno de los productos utilizados, ha de hacerse una batería de pruebas epicutáneas para identificar el alérgeno responsable.

2. La retirada del adhesivo médico siempre produce un desprendimiento, en mayor o menor medida, de células de la epidermis (capa más superficial de la piel, que no tiene vasos).

Si afecta sólo a la capa córnea (células muertas) puede no ser perceptible, al contrario que las erosiones (eritema brillante) que alcancen capas más profundas de la epidermis e incluso dermis superficial, en cuyo caso puede haber sangrado.

Las erosiones facilitan el desarrollo de dermatitis de contacto y ésta produce peor fijación y mayor daño mecánico del adhesivo.

Por ello, es fundamental utilizar una técnica adecuada de aplicación y retirada de los productos adhesivos, para que sea lo más atraumática posible.

3. El uso de excipientes oleosos, como aceites y vaselina, interfiere en la adherencia del sistema de ostomía a la piel, por lo que se tendrán que utilizar polvos, soluciones, lociones (pastas al agua)  o cremas fluidas.

Este esquema es un pequeño recordatorio de la composición de los diferentes tipos de presentaciones farmacéuticas:

 

Los productos barrrera con silicona o con polímeros de acrilato son buenas opciones para proteger la piel perilesional.

4. El corticoide y zinc tópicos son dos grandes aliados contra la dermatitis periestomal, con efecto sinérgico. Sin embargo, hay que recordar que su indicación siempre estará asociada a la identificación y corrección de los factores desencadenantes de la dermatitis.

El zinc es cofactor de diferentes enzimas con efecto antiinflamatorio y promotor de la epitelización. (Ver post: ¿Por qué utilizamos zinc tópico en las heridas y la piel perilesional?”)

El óxido de zinc en pasta grasa (conocido como crema barrera) es la presentación más frecuente. Sin embargo, este excipiente vaselinado no permite la fijación posterior del dispositivo. Por tanto, en la piel periestomal seleccionaremos óxido de zinc en loción o, en caso de lesiones muy exudativas, el sulfato de zinc en solución (concentración 1:1000), que se puede aplicar en fomento con un objetivo astringente. El sulfato de zinc se disuelve en agua, al contrario que el óxido de zinc, por lo que para retirar este último se necesitan productos oleosos (aunque lo ideal es no retirar el residuo que quede para evitar el daño mecánico en la epidermis).

El corticoide tópico disminuye la inflamación durante el brote de dermatitis y, utilizado “de mantenimiento”, previene rebrotes.

El tratamiento durante el brote se recomienda que dure pocas semanas, con aplicación en cada cambio de dispositivo. En caso de rebrotes frecuentes, el tratamiento de mantenimiento consistirá en aplicaciones semanales durante 1-2 meses, de manera preventiva . Seleccionaremos corticoides de potencia media-alta (betametasona, metilprednisolona, mometasona, acetónico de triamcinolona…).

Las presentaciones de corticoides indicadas para lesiones exudativas son polvos en suspensión, loción, espuma, gel, crema. La crema puede dificultar la adhesión posterior del dispositivo y la loción, al contener alcohol, puede escocer. Por tanto, la aplicación de un fomento tras diluir polvos en suspensión en suero fisiológico sería de elección en lesiones muy exudativas. Otra alternativa es el uso de corticoide en aerosol.

Es muy interesante el uso combinado de corticoide y óxido de zinc ya que tienen un efecto sinérgico antiinflamatorio.

5. La depilación o la tracción del vello con la retirada de adhesivos puede desencadenar foliculitis (erosiones puntiformes y pústulas por S. Aureus, estreptococo).  Para prevenirla, se recomienda cortar el vello o la depilación láser.

6. El tratamiento de la candidiasis (que se caracteriza por eritema brillante, descamación blanquecina fina y pápulo-pústulas satélite, en contexto de dermatitis por humedad) ha de incluir, además de antifúngico, corticoide tópico, para controlar la inflamación asociada.

Una perla terapéutica es la aplicación secuencial de borato sódico al 2% en fomento y una combinación de antifúngico y antibiótico (por ejemplo: miconazol+ hidrocortisona). Ver post: Fomentos astringentes y antisépticos en heridas y piel perilesional”

Os recomienda esta revisión dermatológica de las complicaciones de la piel periestomal:

Morss-Walton PC, Yi JZ, Gunning ME, McGee JS. Ostomy 101 for dermatologists: Managing peristomal skin diseases. Dermatol Ther. 2021;34(5):e15069. 

¡Me ha encantado participar en la I JORNADA BALEAR DE LA PERSONA OSTOMIZADA, que se ha celebrado en Menorca los días 6 y 7 de octubre!

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here