Siliconas y otros apósitos atraumáticos

4

silicona en heridas

El apósito ideal no existe. Sin embargo, el desarrollo de nuevos productos en los últimos años está enfocado al cumplimiento del mayor número de propiedades consideradas beneficiosas. Entre estas se encuentra la preservación de la piel perilesional y del tejido neoformado en el lecho de la herida. El término de “apósito atraumático” es la denominación propuesta para los productos que cumplen estas dos condiciones, entre ellos, los que contienen silicona.

 

¿Qué son las siliconas?

Las siliconas que nos encontramos en los apósitos son polímeros sintéticos e inertes (no interaccionan con la herida), que incluyen esencialmente silicio junto con carbono, hidrógeno y oxígeno. Entre sus propiedades destacan su consistencia blanda y su capacidad para unirse de manera inmediata a la superficie sobre la que se aplican, mediante la creación de múltiples puntos de contacto. Con este efecto de sellado, se mantienen en el tiempo sin desplazarse. Estos compuestos aparecen en el mundo de los apósitos con dos objetivos primordiales1:

  1. La preservación de la piel perilesional
  2. La producción del menor traumatismo y dolor al levantar la cura

La mayoría de pacientes con heridas crónicas tienen una edad avanzada, lo que implica una piel fina y friable. Estos factores intrínsecos hacen que la piel perilesional sea más vulnerable al daño por factores externos como la humedad o el cizallamiento en zonas de presión, o el exudado sobre la piel eccematosa en piernas con insuficiencia venosa. En este contexto, las cremas barrera protegen la piel perilesional y la selección del apósito adecuado y la frecuencia de las curas controlan el exudado y pueden reducir el dolor durante las curas. Los productos adhesivos han de evitarse en esta piel vulnerable ya que pueden producir la aparición de nuevas lesiones, como erosiones o dermatitis irritativas. Un estudio reciente compara la cantidad de capa córnea (capa más superficial de la piel, formada por células muertas, que tiene función protectora) que se desprende al retirar diferentes tipos de apósitos (adhesivo acrílico, espuma de poliuretano, hidrocolide y apósito con silicona). Los apósitos que tienen la capa de contacto con la herida de silicona, producen una menor abrasión sobre la capa córnea a su retirada.2

La principal causa de la adhesión de los apósitos a las heridas es el secado del exudado, ya que se comporta como un pegamento. Otro factor implicado es la incorporación de componentes del apósito en el tejido neoformado. La excesiva adherencia del apósito es uno de los principales desencadenantes del dolor secundario a la retirada del apósito, que tiene un impacto directo en la calidad de vida de los pacientes. El miedo a sufrir dolor durante las curas puede desencadenar ansiedad anticipatoria, con la consiguiente disminución del umbral del dolor y producción de un círculo vicioso muy limitante para el paciente. La disminución del dolor al retirar un apósito con silicona se ha demostrado en diferentes estudios con pacientes pediátricos, quemaduras, úlceras talares, lesiones por radiodermitis e, incluso, en voluntarios sanos.3

 

¿En qué presentaciones las podemos encontrar?

presentaciones silicona

 

¿En qué casos no deberían usarse apósitos con silicona?

  • Pacientes con alergia conocida al producto
  • Heridas sangrantes
  • Heridas muy exudativas
  • Pieles muy friables en las que el agujero de la red de la malla hace efecto de succión y daña la piel perilesional
  • Superficies cóncavas en las que no se pueda conseguir un sellado completo del apósito con el lecho de la herida
  • Pacientes con dermatosis pustulosa y erosiva de piernas (ver post: “Dermatosis pustulosa y erosiva de piernas: Posiblemente hayas visto algún caso sin saberlo”) si se sospecha que el factor desencadenante o favorecedor del cuadro es el uso de estos apósitos

 

¿Qué otros apósitos de interfase existen en el mercado?

Las siliconas surgen como una alternativa a las gasas vaselinadas, con las ventajas de que no se secan y se adhieren con el tiempo a la herida y no contienen productos sensibilizantes. Las gasas vaselinadas suelen tener bálsamo del Perú, el alérgeno más involucrado en las dermatitis de contacto en pacientes con heridas.

Otros apósitos que se pueden considerar atraumáticos son aquellos compuestos por una malla de poliéster y un recubrimiento de ácidos grasos. Tienen especial interés aquellos que presentan la denominada tecnología lípido-coloidal (TLC), que combina partículas de hidrocoloide y componentes lipídicos impregnadas en una fina malla de poliéster no oclusiva (con un tamaño de poro pequeño) o formando una capa de baja adherencia como parte de un apósito con otros componentes, como espuma.

Un estudio piloto aleatorizado que compara la efectividad y aceptabilidad de 5 tipos de láminas de interfase (entre ellas poliamida cubierta con silicona, poliéster con ácidos grasos y poliéster con TLC) en 52 pacientes con heridas agudas superficiales, concluye que la lámina de poliéster con ácidos grasos se seca antes, por lo que precisa mayor número de cambios de apósito, con una retirada más difícil y dolorosa.5 Los resultados con poliamida cubierta con silicona y poliéster con TLC son similares.

Mi experiencia con la TLC es muy positiva. Me gustaría destacar que el tamaño del poro de la malla de interfase es menor que el de la malla de silicona y, al colocarla sobre el un lecho cubierto con injertos obtenidos con punch (microinjertos), evita el efecto de succión que se observa en ocasiones al utilizar láminas de silicona. En pacientes con dermatosis pustulosa y erosiva de piernas, es un apósito ideal para colocar sobre la capa de corticoide tópico, previamente a la cobertura con gasa.

 

Referencias:

  1. Meuleneire F, Rücknagel H. Soft silicones Made Easy. Wounds International 2013 (May). Available from: www.woundsinternational.com. 
  2. Matsumura H, Imai R, Ahmatjan N. Removal of adhesive wound dressings and its effect on the stratum corneum of the skin. Comparison of eight different adhesive wound dressings. Int Wound J 2014 Feb;11(1):50-4. 
  3. Matsumara H, Imai R, Gondo M, Wantanabe K. Evaluation of pain intensity measurement during the removal of wound dressing material using ‘the PainVision™ system’ for quantitative analysis of perception and pain sensation in healthy subjects. Int Wound J 2012 Aug;9(4):451-5.
  1. Bleasdale B, Finnegan S, Murray K, Kelly S, Percival SL. The Use of Silicone Adhesives for Scar Reduction. Advances in Wound Care. 2015;4(7):422-430.
  1. Burton, F. An evaluation of non-adherent wound-contact layers for acute and surgical wounds. J Wound Care 2004; 13: 9, 371-373.

 

 

 

 

 

Compartir

4 Comentarios

  1. Enhorabuena y muchas gracias por tu blog y presentaciones.
    Mi duda es por qué no pueden utilizarse apósitos de silicona en heridas muy sangrantes o exudativas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here